Premín de Iruña

IGNACIO BALEZTENA ASCÁRATE "PREMÍN DE IRUÑA" (PAMPLONA 1887-1972): SU PERSONA, SU VIDA Y SU OBRA

sábado, 25 de mayo de 2024

Un ministro de Franco en Leiza

+

 

En la última entrada veíamos como los hijos del aitacho que vivían en Madrid, en concreto Carlos y Cruz, habían propinado una patada en el culo al ministro de Justicia nombrado por Franco, Antonio Oriol Urquijo, en una celebración carlista. Cuando mi padre, tío Joaquín y resto de la familia se enteraron del suceso se lo tomaron con la socarronería habitual y fue motivo de conversaciones y bromas en las tertulias familiares. Pero pasado marzo, abril, mayo, junio… llegó el verano y estábamos residiendo en Leiza como cada año. En estas un día que estábamos en el jardín de la casa hablando de cháchara nos avisaron que venía el Sr. Oriol a hacernos una visita y automáticamente pensamos que se había enterado de todo. Ante tal acontecimiento salió a recibirle tío Joaquín. Venía a hablar precisamente con él y le pasaron al salón de la casa. Allí se reunieron los dos. El aitacho no se encontraba en Leiza ese día. Por supuesto los demás estábamos “zeletando”[1] lo que podíamos desde otra habitación y por lo que intuimos el motivo de la visita no era la patada, de la que nunca se enteró quién había sido, sino que había venido a hablar del tema dinástico. Trataba inútilmente de ganarse a los Baleztena para la causa juanista[2], misión imposible. Entonces oímos el ruido de unos pasos fuertes que se acercaban absolutamente inconfundibles, ya que eran de mi primo Coté (José Jaurrieta Baleztena)[3] que era cojo. Este sobrino de mi padre Ignacio y por tanto de tío Joaquín era javierista[4] como toda la familia, y además era muy bravo y un gran activista frente al régimen. Lo previsible ocurrió. Entró en la habitación y tras saludar con firmeza se enfrentó al ministro Oriol. No recuerdo seguro si le llamó “maroto”[5] pero sí que hubo palabras duras y en voz alta. El encuentro finalizó con el ministro Oriol yéndose de Leiza sin haber conseguido su propósito, como era de esperar. Si hubiera sabido quién le había propinado la patada en Madrid sospecho que se habría ahorrado el viaje.

 

José Jaurrieta Baleztena ("Coté")


Y tras esta anécdota seguiremos contando historias del final de la vida del aitacho si Dios quiere.



[1] Voz vasca. De “zeletatu” (fisgar, espíar).

[2] Carlistas partidarios de D. Juan de Borbón, padre de Juan Carlos, de la rama liberal y colaboracionistas con Franco

[3] José Jaurrieta Baleztena sobrino de Ignacio Baleztena Ascárate,  había sido detenido previamente junto con otros carlistas por actividades contra el régimen, ya que estaban entre otras muchas cosas detrás de la hoja “El Fuerista-órgano antiborreguil”. También mi padre Ignacio estuvo detrás de aquellas acciones. (pinchar aquí)

[4] Partidarios de D. Javier de Borbón Parma.

[5] Forma en que los carlistas llaman a los traidores

jueves, 23 de mayo de 2024

Patada en el culo a un ministro

+

Querido lector, veíamos cómo varios de los hijos del aitacho se instalaban en Madrid, y allá siguieron con el activismo carlista que nos había transmitido mi padre.

Los hechos que vamos a narrar calculo que ocurrieron entre 1967 y 1968 porque Cruz estaba ya en Madrid con su familia y mi padre aún no había sufrido la enfermedad que le acompañó los últimos años de su vida. Posiblemente 1968.

El 10 de marzo se conmemora la festividad de los Mártires de la Tradición, celebración carlista instituida por D. Carlos VII,  y con tal motivo en una iglesia de Madrid cercana a la Gran Vía se celebró una Santa Misa como todos los años. A dicho acto acudió el ministro de Justicia nombrado por Franco, Antonio Oriol Urquijo[1], que tras luchar en el frente con el requeté más adelante abandonó la disciplina de la Comunión Tradicionalista para hacerse juanista, es decir, partidario de D. Juan de Borbón y por lo tanto colaborador con Franco y enfrentado a los Javieristas, partidarios de D. Javier de Borbón. Allí estaban mis Hermanos con gran indignación, al igual que la mayoría de asistentes que veían una intromisión la presencia de un juanista ministro de Franco en una misa carlista.

La cosa es que se organizó revuelo a la salida de la iglesia con gritos contra Oriol y contra Franco y vivas al Rey (D Javier). En medio del barullo a mi hermano Carlos no se le ocurrió mejor idea que en el momento que el ministro iba a meterse en el coche oficial entre gritos de protesta le pegó una patada en el culo y que lo catapultó de cabeza en el asiento trasero. Cuando indignado Oriol se volvió para ver quién le había pateado el mismo Carlos le cerró la puerta literalmente en las narices. Inmediatamente se organizó gran revuelo y la policía armada fue a por el autor. Entonces Cruz Mari, que tenía mucha experiencia como activista fue corriendo y se interpuso. Le dijo a Carlos por lo bajo

-          Corre, escápate pitando

Carlos entre disimulada y presurosamente se escabulló entre el tumulto, y ya en la Gran Vía se echó a correr esquivando los coches.

Mientras tanto, Cruz, simulaba que intentaba apagar los ánimos.

-          ¡Fuera, fuera, no riñamos entre carlistas!- despistando así a la policía que se centró en él- No, no, que no haya riñas. ¿No ven qué está D. Javier? ¡Qué vergüenza!

Un policía, confuso le miraba mientras lo cogía y Cruz le gritaba para buscarse coartada

-          Pero ¿qué pasa?. ¿No ven que han agredido a D. Javier?

A lo que el policía le dijo con mal genio:

-          ¿Qué don Javier ni qué nada?. ¡Era el ministro de Justicia!

-          ¿Qué me dicen? ¿El ministro estaba aquí?

De nada le sirvió porque otro policía aseguraba que era él el que había agredido a Oriol. Así le detuvieron y lo llevaron a comisaría donde siguió la ceremonia de la confusión.

-          ¿Pero qué dicen, que han agredido al ministro?. Yo pensaba que en el coche iba D. Javier

El policía que mejor había visto todo, con pocas ganas de tonterías decía

-          Diría que es casi seguro, ¡es él!, pero no puede haberle dado tiempo a cambiarse de traje, es imposible.

Finalmente tras el interrogatorio tuvieron que soltarle por falta de pruebas gracias a ir vestido de otra manera.

Oriol Ministro de Justicia 1965-1973. Foto de Wikipedia 


Y todo esto viene a cuento porque ese mismo verano Oriol iría a visitar al aitacho, tío Joaquín y familia a Leiza. Y ocurrió lo que veremos en la próxima entrada si Dios quiere.



[1] Durante la Guerra Civil alcanzó el grado de capitán de requetés. Tras la contienda desempeñó varios cargos entre ellos ministro de Justicia (1965-1973). El 11 de diciembre de 1976 fue secuestrado por un comando de los GRAPO, banda terrorista de extrema izquierda siendo liberado por la policía el 11 de febrero de 1977. Wikipedia 23 mayo 2024: https://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Mar%C3%ADa_de_Oriol

 


sábado, 11 de mayo de 2024

La Historia volverá a su sitio a San Miguel de Aralar y si no peor para nosotros

 +

Querido lector, finalizando la Pascua cómo no referirme al acto que recuperó el aitacho hace casi un siglo, el recibimiento a San Miguel de Aralar por la Diputación. 

Desde que mi padre restableció dicho acto se ha venido celebrando hasta que su excelencia María Chivite decidió que el "aingeru" no tiene tanta categoría como la que ella aporta a su poltrona en el Palacio supuestamente de todos los navarros, menos de los devotos de San Mihel.

Si no se recupera antes, que espero que sí, dentro de años algún estudioso amante de las costumbres y tradiciones de Navarra descubrirá lo bonita y entrañable que era esta celebración y propondrá reinstaurarla. Y lo hará con toda la pompa y belleza de la misma. Y se preguntará ¿a quién se le habría ocurrido suspender esta tradición secular y por qué?. Y es que los gobiernicos y su barbarie iconoclasta pasarán y San Miguel de Aralar, que es mucho ángel para la cirbonera, seguirá protegiendo a Navarra desde su cumbre, visitando Pamplona como desde hace siglos.

Así en estos documentos puedes ver cómo era el recibimiento de la Diputación, Gobierno de Navarra, al arcángel en 1988:





En esta entrada previa puedes leer cómo era la ceremonia que restableció mi padre Ignacio Baleztena, siendo diputado foral en abril de 1925, hace casi 100 años.

Y en este vídeo puedes ver lo que su excelencia Chivite te ha privado de disfrutar como navarro, seas creyente o no



Y en la próxima entrada seguiremos hablando de los últimos años de vida del aitacho si Dios quiere

sábado, 30 de marzo de 2024

Miscelánea sobre la Semana Santa Pamplonesa por Ignacio Baleztena, Premín de Iruña

 

Semana Santa pamplonesa por Ignacio Baleztena

Ave Crux
Spes Unica

Escultura de La Piedad, realizada por José López Furió para la Hermandad de Caballeros de la Cruz, venerada en la Parroquia de Cristo Rey de Pamplona. En la foto junto a la Cruz votiva actualmente retirada por motivos estéticos alterando así el carácter que el autor quiso dar a esta obra.
Querido lector, en estos días quiero hacer una recopilación de las entradas ya publicadas  en este blog sobre la Semana Santa pamplonesa, principalmente con textos, iruñerías y canciones del aitacho. Pues sin más dilación puedes ir leyendo al pinchar en los enlaces:

Curiosidades sobre Semana Santa recogidas por mi padre en sus iruñerías:



LA DOLOROSA



JUEVES SANTO. VOTO DE LAS CINCO LLAGAS





VIERNES SANTO. PROCESIÓN DEL SANTO ENTIERRO

Tristemente, tras disfrutar de la procesión de Jueves Santo, ayer veíamos como se suspendía la del Santo Entierro, aunque pudimos rezar el impactante Via Crucis con el Cristo Alzado y la Dolorosa en la catedral. Y posteriormente acompañar a Nuestra Señora de La Soledad de vuelta a San Lorenzo en una noche de Viernes Santo fría y lluviosa, acompañando al luto de Nuestra Madre. 

De todas formas puedes ver cómo era la procesión de Semana Santa el siglo pasado puedes hacerlo con la canción que escribió el aitacho, Ignacio Baleztena, que con su humor tan característico en absoluto respeto con su firme fe. 




Y también puedes disfrutar de curiosas anécdotas de esta misma procesión



Ignacio Baleztena vivió la procesión de Viernes Santo desde su más tierna infancia. Aquí de figurante en las Tribus de Israel 

Espero que todo esto te haya servido para conocer un poco más nuestra querida Semana Santa que tiene ese sabor tan especial, tan sobrio y recogido. 

El aitacho además de vivirla con gran devoción, participó de mil maneras: mozorro, portador, judío, romano... y sobre todo cristiano público y comprometido, además de cronista de su época. Que no se te olvide de acompañar hoy a la Madre y darle tu pésame. Y hoy tras la Vigilia Pascual que comiences unas muy felices Pascuas.



miércoles, 13 de marzo de 2024

Nuevo hogar Baleztena Olano

 

+

                Querido lector, seguimos con la formación de nuevos hogares de los hijos del aitacho la consiguiente llegada de otra generación de baleztenas.

                 Dejamos la pluma, o mejor dicho las teclas, a Patxi Burillo que en el libro “Cruz Baleztena” nos cuenta el comienzo de la familia del protagonista del mismo[1]:

                En 1966 Cruz recibe una oferta para participar en varias películas al año siguiente. Decididos a trasladarse juntos a Madrid, Mari Cruz y Cruz Mari se casan el 28 de diciembre de ese mismo año, en la ermita de San Joaquín de Aibar. Una de las anécdotas más conocidas de la boda cuenta que el fotógrafo, al llegar al pueblo y percatarse de que la ceremonia sucede en 28 de diciembre, cree haber caído en una broma del Día de los Inocentes, más aún al tratarse de la boda de Cruz Baleztena, que contaba ya con 34 años, y era conocido por su soltería. No es hasta percatarse de que en la boda realmente tiene lugar que el fotógrafo regresa al coche a por su cámara, quedando varios momentos de la ceremonia sin fotografiar.


Boda de Cruz Mari Baleztena y Mari Cruz Olano en Aibar 1966


                Desde entonces, en Mar Cruz, Cruz Mari encuentra una compañera de viajes, rodajes y vida; una rutina interminable de apoyo y alegría. Forman una pareja elegante,  culta y siempre divertida, capaz de bailar y reír de manera interminable. Y a partir de ese momento, la biografía de uno resulta incomprensible sin el otro. Serán un apoyo constante e incondicional; un apoyo sin cuartel en los momentos de duda. Viajan a los rodajes juntos, entendiendo cada viaje como una posibilidad y un disfrute; como parte importante de la vida. Y en estos rodajes, casi siempre coproducciones, Mari Cruz, con su dominio del francés y conociendo algo de inglés, comienza a colaborar en tareas de producción. Y con la determinación y la mirada avanzada del mundo que le caracterizan, termina dando el salto a la televisión, pasando en ocho años y sin haber podido realizar estudios,a de auxiliar de producción a directora de informativos de Televisión Española.

En la foto los hermanos y sus mujeres en una Semana Santa años después. De dcha a izda:
Abajo Joaquin y esposa, Silvya, Luis y Miguel
Arriba Javier y su mujer Mª Jesús, Mari Cruz, Judith y Carlos, Stanis Juanmartiñena y Cruz Mari con un abrigo de piel
                

        Faltan sin embargo muchos años todavía para llegar a este punto. Tras la ceremonia de boda y tras pasar una pequeña luna de miel en el Castillo de Olite, Maricruz y Cruz Mari viajan directos a Madrid. A inicios de 1967 se instalan en un piso de la calle Infanta María Teresa 12, situado cerca del Paseo de la Castellana, al norte del Madrid de la época. El trabajo y la vida de Cruz se vuelcan en el cine a partir de ese momento.”

 

Cruz Mari instaló en Casa Baleztena su pintoresco "laboratorio" al que llamó Macruz Mecotuf, en honor a su mujer

                Y así llegarán nuevas nietas del aitacho: María en 1967, Lola en 1969 y Reyes en 1970. Después, tras la muerte de mi padre vendrían Ignacio, Carola y Sol a engrosar las filas de la familia Baleztena Olano.


Hogar Baleztena Olano. Cruz Mari y Mari Cruz con sus hijos.
Arriba de izda. a dcha. Lola, María y Reyes
Abajo Carola, Ignacio y Sol en brazos de su madre


                Y en la próxima entrada veremos si Dios quiere cómo el aitacho se veía envuelto en un sucedido en Leiza por la actuación de sus hijos en Madrid, con motivo de la celebración de los Mártires de la Tradición, gran fiesta carlista instituida por Carlos VII que se ha conmemorado precisamente este pasado 10 de marzo




[1] Burillo, Patxi. Cruz Baleztena. Filmoteca Navarra. Pamplona 2022. Pp41-42

jueves, 29 de febrero de 2024

Llega otra generación de baleztenas. La primera nieta

 +

Querido lector, veíamos en anteriores entradas cómo los hijos del aitacho iban abandonando el nido familiar y se celebraba la primera boda de uno de ellos, la mía con Mª Jesús Gurrea.

Mª Jesús y yo vivíamos en casa de mis suegros en Carlos III mientras se acondicionaba nuestro definitivo hogar  en la C/ Fernández Arenas, que era posiblemente el primer edificio del ensanche. No puedo asegurarlo pero es probable que la familia lo adquiriera para que los hijos que se casaran y vivieran en Pamplona tuvieran su nuevo hogar cerca de la misma. Así ocurrió con mis padres cuando se casaron en la generación anterior y así se repetía en esta.

El caso es que sin habernos trasladado todavía a nuestra definitiva casa en dicha calle, en julio de 1965, nació en la Clínica de Alcalde la primera nieta de Ignacio Baleztena, Luisa Baleztena Gurrea, Luiseta o la Visi, como se prefiera. Fue bautizada en la parroquia de San Nicolás, siendo sus padrinos precisamente el aitacho y la mamita que veían así con gran alegría de abuelos cómo se abría una nueva generación que pudiera seguir la Fe y Tradición de sus mayores.

Luisa Baleztena Gurrea de blanco en Casa Baleztena, celebrando el mes de las flores con su amiga Julia Castillo


Y en la próxima entrada si Dios quiere veremos cómo la familia del aitacho seguía ampliándose.

viernes, 16 de febrero de 2024

Primera boda de los hijos de Ignacio Baleztena

 

+

Querido lector, el 16 de julio de 1964, festividad de la Virgen del Carmen, el aitacho veía con gran ilusión cómo se celebraba la primera boda de uno de sus hijos, a saber el menda.



Ignacio Baleztena da el brazo a su consuegra Julia Hualde en el cortejo de la boda de su hijo Javier subiendo las escaleras de Casa Baleztena


La ceremonia tuvo lugar en el Oratorio de Casa Baleztena, a los pies de La Dolorosa. A continuación se sirvió la comida en los salones

Ceremonia de la boda en el oratorio de Casa Baleztena. Contrayentes Javier Baleztena y Mª Jesus Gurrea, celebrante D. Jesús Arraiza. Al fondo el padrino de la novia, su padre Francisco Gurrea

Pero mejor que lo cuente la nota publicada en el Pensamiento Navarro al día siguiente.[1]

“Nuevos HOGARES

BALEZTENA ABARRATEGUI

GURREA HUALDE

                Ayer al mediodía, festividad de Nuestra Señora del Carmen, contrajeron matrimonial enlace los distinguidos jóvenes don Javier Baleztena Abarrategui y la señorita María Jesús Gurrea Hualde.

La boda se celebró en la centenaria Capilla oratorio del tradicional de los Señores Baleztena, de la que hace una temporada se conmemoraron los fiel años de la autorización especial concedida entonces por el Papa, Pío lX, aquel gran debelador del liberalismo al que combatió con energía en defensa de la libertad y de los derechos de la Iglesia.

                Con este motivo, en la mansión de los Señores de Baleztena, se reunieron ayer en un buen número de parientes y amigos de las familias de los contrayentes.

                Apadrinaron  a los novios los Príncipes Don Carlos de Borbón-Parma[2] y su esposa doña Irene de Orange Nassau, pero no pudiendo asistir, en expresivo documento delegaron en los padres de Javier, don Ignacio Baleztena y su esposa doña Carmen Abarrategui.

                Ante la distinguida concurrencia que esperaba, hicieron su aparición los contrayentes. Ella, María Jesús Gurrea Hualde, alta, esbelta, con su precioso traje blanco y tocada con velo tul ilusión, daba el brazo a su Padre Don Francisco; y él, Javier Baleztena Abarrategui, vestido de etiqueta, lo daba asimismo a su madre, doña Carmen.

Noticia de la boda entre Javier Baleztena Abarrategui y Mª Jesús Gurrea Hualde en el Pensamiento Navarro, 17 julio 1964




 

El marco de la puerta de entrada al oratorio Estaba profusamente esmaltado de margaritas, la floral tan simpática y querida, propia  De una obra tan centenariamente también vinculado a la Tradición, y que lo dice todo de los ideales y sentimientos carlistas de Sus ilustres moradores , los señores de Baleztena.

                Ante el altar de Nuestra Señora, todo él adornado con flores blancas , esperaban el sacerdote don Jesús  Arraiza Frauca, Primo del novio, que celebró la misa y después del Evangelio, según las normas actuales, pronunció una plática Tan breve como sentida y brillante sobre el matrimonio y su grandeza cristiana y social y bendijo después la boda , uniendo a dos corazones que se aman por el lazo irrompible del Sacramento matrimonial.

                Terminada la ceremonia los recién casados fueron felicitados por toda la concurrencia , lo mismo que sus padres y familiares, y tuvimos el gusto de leer los documentos de felicitación de los Príncipes de Borbón Parma-Orange Nassau y el de su día, la Infanta María Isabel de Borbón  Parma, enfermedad en la Cruzada en el Hospital Alfonso Carlos, y madrina de bautismo del novio.

                A continuación, y como el día lo requería, fue servida una comida fría, la cual transcurrió dentro de la natural alegría.

Al nuevo matrimonio felicitamos cordialmente, uniendo nuestra felicitación a sus distinguidas familias.”

Mesa presidencial del banquete en los salones de Casa Baleztena. De izda a dcha: D. Jesús Arraiza, Javier Baleztena, camarero, Julia Hualde, Francisco Gurrea e Ignacio Baleztena


Tras la luna de miel Mª Jesús y yo fijamos la residencia en la misma casa donde habían vivido también el aitacho y la mamita al inicio de su matrimonio, sita en la C/ Fernández Arenas

                Así se abría la puerta a la continuidad de la familia, siendo el primer matrimonio después del cual vendrían otros de los que hablaremos en próximas entradas si Dios quiere.               

                Tras la crónica oficial el canso de mi hijo Joaquín insiste en que al lector pueden interesarle chascarrillos contados por mí mismo y me ha grabado una entrevista que va a continuación, con vergüenza por mi parte porque son cosas intrascendentes y anécdotas personales y familiares.





[1] El Pensamiento Navarro. 17 julio 1964. P 11

[2] Se refiere a Carlos Hugo, hijo de D Javier de Borbón Parma. Todavía no había dado el giro al socialismo autogestionario