Premín de Iruña

IGNACIO BALEZTENA ASCÁRATE "PREMÍN DE IRUÑA" (PAMPLONA 1887-1972): SU PERSONA, SU VIDA Y SU OBRA

martes, 14 de diciembre de 2010

Los sanfermines de "Premín de Iruña" (III). Algunas canciones

Querido lector, como explicaba ayer en la segunda decena del siglo 20 es cuando el “aitacho” despliega una gran parte de su actividad sanferminera, y entre ella destacan sus canciones. Hoy vamos a ver algunas de las más importantes y conocidas. Ignacio aprovechaba melodías populares de la montaña navarra y les escribía una letra adaptándola mediante los arreglos musicales que hacía el maestro Silvano Cervantes. Este fue el caso por ejemplo del “Uno de Enero”, su canción más universal.

UNO DE ENERO...

Uno de enero,
dos de enero,
tres de marzo,
cuatro de abril,
cinco de mayo,
seis de junio,
siete de julio San Fermín.

A Pamplona hemos de ir
con una media, con una media.
A Pam­plona hemos de ir
con una media y un calcetín.


Partitura del "Uno de Enero" escrita por Carmelo Cervantes, hijo de Silvano Cervantes

Esta es la primera letra que tuvo esta música que luego ha sido utilizada para canciones posteriores como villancicos, anuncios de televisión y otras muchas.

Respecto a sus canciones aunque ayer ya te adelanté algunas de estas cosas creo que es mejor que lo leas del mismo “Premín de Iruña” que explicaba años más tarde con su habitual humor cómo escribió la letra de algunas de ellas en un texto que transcribo a continuación:

Hacía años, muchos años, que había dejado yo de tener 23 abriles, cuando un conocido mío, llamado Premín de Iruña, se le ocurrió amalgamar unos inguruchos de la montaña poniéndoles una letra, bastante chabacana, por cierto, descriptiva de las mecetas de San Fermín. No tardó mucho en hacerse popular, y juntamente con las coplicas de Viernes Santo, los Ediles Pamploneses, la Anthonia e Inasio, ¡Levántate Pamplonica! y otras que rezumaban sesudez, pasaron a ser repertorio de una peña de solterones del Kutz  que las cantaban todos los sábados por la noche, con la protesta de los ahorcadores del seis doble de otras peñas. Llegó la víspera de San Fermín, de no recuerdo que año, y al gran Cervantes (Don Silvano) se le ocurrió instrumentar la ya popular cancioncita, que fue interpretada por la “Pamplonesa” en la Plaza Consistorial después de las Vísperas.

            Dos casas Barcelonesas productivas de discos de gramófono pidieron autorización para reproducirla, y previo los requisitos correspondientes se les envió la letra y música. Ellos se encargaron de buscar músicos y cantantes que la interpretaron a su manera. Intercalando durante la ejecución una colección de frases y gritos de dudoso Iruñismo.

            La letra que cantábamos en la peña de los mutilzarras del Kutz, era como sigue:

IRUÑA-KO MEZETAK
                                                          
En las Pámplonas
ver hemos hecho
záldiko máldikos
y damboriles
y unos hombres que
dicen ediles
que hacia vísperas se van.

Luego en la plaza
el zezenzusko
¡tripiti trapata!
tira cuetes,
irunshemes con
unos chupletes
chupla que chupla se están.

            Viene ahora la parte bailable, en la que el amigo Cervantes intercaló compases de la popular canción “Nos han dejau solos... etc.” Los intérpretes catalanes del disco, para dar sin duda animación al acto, gritan no sé qué cosas que a pesar de las veces que la llevo oídas, no he podido dar con su significado. Sigue luego la canción:

Mucho témprano
los praka-gorris
tocan la diana
con las musicas
y delante van
los pamplonicas
danzando hasta erruemper la pie.

Luego los toros
brinca que brinca
como chimistes
por la Estafeta.
Y los mozos con
la chamarreta
le hacen : ¡Je, torico... je, je!

            Años más tarde, una casa anunciadora cambió por completo la letra; con la fuerza que adquieren los anuncios cantables, la gente olvidó la primitiva, y los que aún la cantan, lo hacen como Dios y el oído les da a entender.

            Esta es la historia de esa canciocica que con tanto entusiasmo como desafinación entonaban unos cuantos mutilzarras que se reunían, en el turno de Emilio.”

Premín de Iruña

Esta pieza llamada "Ituña-ko mezetak" también era conocida popularmente como "Las Pamplonas" por el comienzo de la misma.
Hay otras canciones sanfermineras importantes del “aitacho”, como las primera letra del Riau Riau, la diana ¡Aupa los Irunshemes! (¡Levántate Pamplonica!) completa y el primer himno del Muthiko Alaiak, que las iré colgando conforme avance en su biografía. Pero antes tengo que contarte otra de las cosas de Baleztena que hizo el “aitacho” en los sanfermines de 1912 junto con Emilio Malumbres, pero eso será mañana si Dios quiere.

4 comentarios:

  1. Enhorabuena por el blog Javier. La verdad es que este sitio es un soplo de aire fresco frente a todos los clichés que estamos acostumbrados a oír acerca de la identidad de nuestro pueblo (provengan de quien provengan). Además, es de agradecer el humor y la frescura con que tu padre abordaba los problemas de la sociedad, lejos del resentimiento que abunda en tantos otros. Una petición (es un tema obligado): me gustaría que nos explicaras cuál era la relación que tuvo tu padre con el euskera. Un abrazo. Mañuetero.

    ResponderEliminar
  2. Querido Javier:Esto va cada vez mejor.
    Estás difundiendo, con frescura y claridad, la figura de tu padre, exponiendo su espíritu abierto y su jovialidad sin límites. D. Ignacio aparece como un caballero español y un navarro enamorado de su tierra, de la que quería guardar sus costumbres y tradiciones y, sobte todo,sus grandes virtudes.
    Un abrazo de tu amigo

    El Mariscal

    ResponderEliminar
  3. ¡Que sorpresa!, yo no sabia que la canción "Las Pamplonas" era de Ignacio Baleztena. Ni la primera letra del Mutiko....¡Cuantas cosas hay que no sabemos!
    Felicitar a su hijo Javier por la buenisima idea de este blog. Es como traernos otra vez a su padre para alegria y ejemlo de todos.
    Una idea: ¿No podria publicarse este blog (cuando esté concluido) en forma de libro?
    Creo que lo merece y que muchos lo querremos ver en nuestra biblioteca.
    ¡¡¡Aupa Javier!!!
    Elena Sanz-Orrio

    ResponderEliminar
  4. Cómo se me contagia el buen temple y tengo tiempo, vuelvo a releer la letra de "las pamplonas" y recuerdo que era la jota principal que bailábamos las chicas del Muthiko, además el ensayo lo haciamos cantándola,de forma que supongo, que todas las personas que hemos pasado y bailado en el cuadro de dantzas, seguro nos las sabemos. Lo que no sabíamos (por lo menos yo no me enteré), que era una canción de D. Ignacio.
    Saludos y a seguir con el buen temple.

    ResponderEliminar